Regresa el Corona Capital con una buena dosis de rock y cancelaciones

Corona Capital

Los riffs de guitarra, bajo y solos de batería volvieron a cimbrar a la Ciudad de México gracias al Corona Capital 2021, el primer festival musical masivo tras el aislamiento por la pandemia de Coronavirus.

A la entrada de la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez, la gente no se hizo esperar y, pese a las medidas sanitarias implementadas, debajo de los cubrebocas se notaban los rostros felices y la emoción de volver a un concierto. 

El line up del sábado combinó un buen mix de géneros, lo mismo indie, electro, soul, rock, que pop rock; sin embargo, dejó que desear con las cancelaciones de algunos de sus estelares: St. Vincent, The Kooks y Disclosure. 

El primero, por un brote de Covid-19 en la agrupación; el segundo, porque Luke Pritchard, su vocalista, anunció un día antes el nacimiento de su primer hijo; mientras que, horas antes del show, uno de los integrantes del dúo electrónico canceló debido a una infección estomacal.

Si bien eso opacó la experiencia, orilló a los asistentes a que exploraran otras propuestas musicales, como Khruangbin, un trío de Houston, Texas, que brindó una dosis de psicodelia. 

Cheap Trick, liderado por Robin Zander, hizo estallar al público con su energía en en el escenario e interpretó algunos de sus grandes éxitos de los 70’s, como “The Flame” y “I want you to want me”.

A la par, hubo quienes pisaban por primera vez tierras mexicanas, entre ellos Turnstile y el rapero Slowthai.

Ya entrada la noche, los más de 59 mil asistentes -algunos con chelita y porro en mano- se reunieron en el escenario Corona para ver, por fin, a la estrella del cartel: Tame Impala. 

La agrupación australiana, encabezada por Kevin Parker, deslumbró con sus visuales y sonidos psicodélicos, y fue el salvavidas del primer día del festival.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *